Hilary Duff

Ahí sin querer queriendo, la actriz y cantante juvenil Hilary Duff se ha ido colando como la “chavita buen ejemplo” del medio artístico de Estados Unidos. Claro, si la comparamos con contemporáneas de ella como Britney Spears, Lindsay Lohan o Paris Hilton, que han dado y siguen dado de qué hablar a los medios de comunicación.

Si hay algo de historia negra en el caso de Hilary es que en un tiempo la relacionaron con la anorexia, ya que se mencionaba que había caído en ella y que por eso había bajado de peso considerablemente.

Sin embargo, si algo se pudo observar en su reciente gira por México, es que la Duff se encuentra en excelente condición física, además de ser una chava super alivianada.

Hilary dio tres conciertos en nuestro país: en Monterrey, Guadalajara y el DF, supuestamente también iba a dar uno en Puebla, pero se canceló. En los tres escenarios se llenaron las butacas y quienes fueron a verla salieron contentos.

Y donde se dejó ver buena onda fue después de su concierto en el Distrito Federal, ya que salió a cenar a un restaurante y se portó super amable con la gente que estaba en el sitio, además de que al mesero le dejó ¡¡100 dólares!!! de propina o sea unos ¡¡mil cien pesos!!!… chida la niña.

Pero ahí no paró todo. Hilary, acompañada de su seguridad decidió caminar un rato hacia su hotel y cuando notó que la iba siguiendo un fan acompañado de un familiar, ella se detuvó, platicó con él, se tomó fotos con ellos y se despIdió hasta de beso.

La neta mis chavos, se puede estar en la cima del mundo, pero eso no impide que la gente sea sencilla. Nunca hay que olvidarlo, porque de repente nos mareamos con cualquier cosita.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *