Ayuda Humanitaria y perdida de confianza

Sin duda que Acapulco tiene un ángel del tamaño del mundo, porque cada vez que sucede una contingencia o problema mayúsculo, la solidaridad que genera es increíble, lo vimos con el huracán Paulina… y recientemente con el daño que nos ocasionó el paso de los huracanes Manuel e Ingrid, que dejaron prácticamente aislado al puerto. Y sí es importante lo que significa Acapulco para el resto de México y el mundo, ya que la ayuda humanitaria que provocó fue inmensa… toneladas y toneladas de víveres, ropa y medicinas, entre otras muchas cosas llegaron a Acapulco vía aérea, marítima y cuando se abrieron las carreteras vía terrestre. Punto y aparte es que los jóvenes fueron los más entusiastas en organizar brigadas de atención, distribución y acopio de ayuda tanto a nivel nacional como local, como lo publicamos en Acapulco Club el año pasado… horas de trabajo voluntario que en ocasiones chocó contra los intereses de quienes oficialmente se encargaron de “distribuir” la ayuda. Por eso, provoca tristeza que se haya publicado la noticia de que en una patio del DIF estatal se haya encontrado cientos de artículos sin entregar… e incluso que se mencionara que se estaba utilizando para promoción en favor de políticos hijos de funcionarios públicos que buscan ser candidatos y con esos productos convertidos en despensas están buscando votos. Es decepcionante, porque además de dejar sin apoyo a cientos de familias, lo trágico es que todos aquellos que de buena fé se solidarizan con Acapulco, para otra ocasión en que Acapulco requiera del apoyo nacional, tengan la seguridad que dudarán en hacerlo. Quién puede asegurar que su esfuerzo por enviar algo de ayuda no es la que se escondió? Por todos lados es condenable esa acción.. la cual para bien de Acapulco y Guerrero se debe de aclarar completamente… si no en el 2015 los jóvenes les cobrarán la factura sin duda!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *