¿En realidad cómo estamos en Acapulco? | Editorial

Cómo realmente estamos en Acapulco? Tan mal como dicen muchos o muy bien, como otros pocos lo consideran? El asunto, ya toma otras dimensiones cuando se está afectando a un segmento de la población que se suponía más limpio, transparente y con esperanza para pensar que las cosas cambiarán en el puerto.

En efecto, nos referimos a los jóvenes, de quienes estamos seguros que la gran mayoría tiene deseos de superación, desarrollo, de pensar que en un futuro la vida le sonreirá si se aplica en el estudio, trabajo y esfuerzo.

Sin embargo, mientras las condiciones sociales, económicas y de seguridad no cambien en nuestra ciudad, cada vez será más difícil que en los hogares los padres de familia puedan ir apoyando el crecimiento académico y en el campo laboral que haya más oportunidades para que los jóvenes se incorporen al terreno profesional formal.

Así es, por eso, a últimas fechas hemos visto un incremento de jóvenes y hasta casi niños involucrados en hechos violentos lamentables, lo cual es terriblemente grave para cualquier sociedad que se aprecie de querer vivir en paz.

Esto no es un asunto menor, y sin embargo, se ha dado una ausencia de atender de manera integral el tema de la juventud en nuestra entidad y municipio. Pareciera que las áreas encargadas sólo se dedican a realizar actividades para la foto y que los haga mantener su trabajo. Ya es necesario poner un alto a eso.

Por lo pronto, a los chav@s que se aplican en continuar estudiando, formándose en las aulas, les damos la bienvenida en este nuevo ciclo escolar que recién inicia, y tengan la certeza que el camino al éxito permanente sí es el estudio, el trabajo y el esfuerzo. A echarle los kilos mis chav@s!!!


También en:

Revista Digital

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *