Participación Ciudadana

Lo más seguro es que en varias ocasiones, has escuchado eso de que debe de haber más participación ciudadana, más sociedad civil organizada, construir ciudadanía y todos esos términos relacionados a que la gente se involucre en asuntos de interés general, buscando el bien común.

Y sí de participación se trata, los que menos participan -valga la redundancia- son los jóvenes. Hay una gran apatía entre la juventud a tomar una posición social frente a situaciones que de una u otra manera le afectan a él y su familia.
Un avance que se da a manera personal, es sobre la defensa de los animales, ahí hay una postura más generalizada por parte de los jóvenes, pero actúan de manera individual, no organizada o colectiva, y esto hace que no se logren avances importantes como es que se aplique la ley y dejen de circular las calandrias, lo cual legalmente está prohibido, pero dados los intereses alrededor de ese gremio, nadie los molesta.

Independientemente del tema político, hay muchísimos en los cuales se requiere de una participación juvenil organizada, por ejemplo: lograr que les quiten tantos trámites burocráticos para crear una empresa, exigir una auténtica política de salud sexual para evitar embarazos no deseados y enfermedades de transmisión sexual, que se generen las condiciones para que haya empleo bien remunerado y educación en la región.

En materia de participación ciudadana juvenil, les dejamos el ejemplo de Pedro Kumamoto, diputado independiente por Zapopan, Jalisco, quien con tan solo 27 años logró que sin tener partido fuera electo a diputado en el Congreso de Jalisco. Previo a su candidatura promovió lo que ahora es la Ley 3 de 3 (rendir declaración de impuestos, patrimonial y de intereses) para los que aspiren a cargos públicos. Ya como legislador propuso que se quitara el Fuero (una especie de manto protector contra los políticos) y lo logró. Y posteriormente logró que se aprobara la ley #SinVotoNoHayDinero, que es evitar que los partidos políticos se sirvan con la cuchara grande del dinero público para sus presupuestos.

En fin, en Acapulco, en Guerrero hay jóvenes con mucho talento, se requiere su decisión y sobre todo independencia para crear las condiciones de una nueva generación de jóvenes participativos.


También en:

Revista Digital

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *